jueves, 1 de abril de 2021

#SaveMika vía Ko‑fi + Nombre


Es momento de celebrar. Celebremos doce meses ininterrumpidos de publicaciones en el blog. Celebremos las 36000 visitas, los 360 comentarios, las más de 150 publicaciones, ¿y por qué no? Adelantémonos unos meses, y celebremos los 5 años de nacimiento del blog.

Hace apenas unos meses nació un grupo de discord que hace nada publicó una adaptación completa a formato web del juego de Lain y subtitulada al inglés, mientras tanto, nosotros seguimos avanzando a paso lento en nuestro pequeño proyecto en solitario que sólo en agosto del año pasado dio la bienvenida a su primer compañero de viaje. Saludos a Sib!

Son diferentes maneras de trabajar, son diferentes equipos en diferentes proyectos con diferentes objetivos, así que no nos desalienta saber que esta otra adaptación haya llegado tan lejos en tan poco tiempo, mientras nosotros seguimos avanzando al ritmo de siempre, con buenas rachas de trabajo seguidas de un letargo prolongado.

La traducción y la adaptación que estamos preparando es un proyecto a largo plazo, y es por eso que, tras casi cinco años de estar en línea, consideramos que ha llegado el momento de dar un primer paso hacia la monetización de este proyecto, permitiendo a nuestros lectores formar parte de su crecimiento de una manera directa.

Salvemos a Mika comprándole un café sin tapa!

En efecto, recién abrimos una cuenta de ko‑fi, donde se pueden hacer donativos en múltiplos de 1 dólar ($1USD) que irán directo a nuestra cuenta de paypal la cripto-billetera de Lain. Dicho eso, parece que es costumbre ofrecer algo a cambio de las donaciones que se hacen allí, ¿pero qué podríamos ofrecer? ¿Alguna idea?

En principio, lo único que se nos ocurre ofrecer a quien guste invitarnos un café una dotación de accela, es seguir adelante como venimos haciendo, quizás podríamos crear un apartado en los créditos de lain-psx para agradecer a quienes apoyen con el pago del dominio y el servidor donde se aloja el sitio.

Ko‑fi incluso permite abrir una tienda. ¿Qué vender allí? ¿Nuestra obra personal? (escritos, garabatos, laberintos y demás) ¿Siquiera es eso algo que los lectores del blog querrían adquirir? Tenemos muchas dudas, pero no tenemos intención de resolverlas de inmediato, ni siquiera sabemos si este pequeño paso nos encamina en la dirección correcta, o será un tropiezo que no dejará más que una pequeña costra.

Tenemos las expectativas hasta abajo para no sufrir el posible fracaso, mientras esperamos lo mejor para no claudicar antes de comenzar.

También es cierto que estos meses han sido algo difíciles en lo personal, pero sentarnos a hacer arreglos en el blog y redactar alguna entrada de vez en cuando distrae nuestra mente de lo que resulta desagradable, e incluso sirve para dejar salir algo de la presión acumulada, aunque saber que la existencia de este blog ha llegado a seres indeseados, ha puesto una gran traba en nuestra libertad de expresión, lo cual es terrible, ya que detona una incipiente paranoia, y nos incita a abandonar el blog para recuperar el anonimato verdadero en otra plataforma. ¿Sería prudente/posible tal cosa? Nadie sabe.

Aquella presencia no desaparece.


En fin, cambiando un poco de tema, ¿Saben por qué el seudónimo que usamos es eternofímero? La razón es simple. Porque es una contradicción entre lo duradero y lo de corta vida, entre lo grande y lo pequeño, entre lo que tiene un valor y lo que no lo tiene.

Podemos celebrar que este mes rompimos el récord de visitas por mes, alcanzando en 30 días lo que no conseguimos durante los primeros dos años enteros de estar online, mientras que al mismo tiempo lamentamos haber alcanzado tan poco en tremendo lapso de cinco años. Es una contradicción, y según nuestro estado de ánimo nos enfocaremos en una u otra cosa, pero incapaces de ignorar el todo que percibimos, acabamos en un desastre de incertidumbre con el que nos identificamos, al cual le pusimos nombre, y en el cual nos sumergimos sin descanso porque llegamos a la conclusión de que eso es lo mejor que podemos hacer.

Jamás sabremos si estamos haciendo “lo correcto”, pues disfrutar o no la vida no es una medida de “valor” que podamos cuantificar o que deje alguna evidencia objetiva que nos dé cierta clase de certeza respecto a sus beneficios y perjuicios. Será el día más feliz de nuestra vida, pero será un completo desperdicio en función de nuestros valores, o de ciertos valores universales o de mayor alcance que los nuestros. Será el peor día de nuestra vida, pero será la base de los mayores logros en toda nuestra existencia en función de nuestros valores, o de ciertos valores universales o de mayor alcance que los nuestros. Habrá días terribles y desperdiciados, así como otros agradables y productivos. Lo aceptaremos todo.

A eso nos dedicamos en este blog, y eso es lo que estarán apoyando al realizar algún donativo a este individuo que habla en plural. Preguntas sin respuestas en un ciclo interminable con periodos de trabajo productivo plasmados en éste o cualquier otro de nuestros proyectos paralelos. Excusas para divagar sin rumbo esperando que en un futuro remoto haya algún fruto que cosechar, pero sin vernos atados a la imperiosa necesidad de hallar ese algo.

Incertidumbre

No obstante, el resultado es secundario, lo importante es apegarse a ciertos principios que por igual tachamos de inmaduros como coronamos de elevados. ¿Cómo no sentir cierta conexión con la pequeña Lain, cuya identidad parece tanto o más frágil que la nuestra?

¿Cómo no hablar en plural cuando las distintas voces que habitan nuestro interior parecen vivir en tal desacuerdo que ni siquiera llegan a un concenso acerca de su percepción de sí mismas?

Pero está bien. Esta incertidumbre nos llevará a terrenos inexplorados, nos permitirá ver paisajes que nadie ha contemplado, experimentar sensaciones que nadie ha conocido, ver colores que no han sido representados. El resultado es secundario, lo que importa es seguir hacia adelante, ¿no?

Palabras del vagabundo

Se escucha entonces una segunda voz, no una que asemeje a un delirio, sino otra parte de nosotros, inseparable de nuestra identidad pero que al mismo tiempo suena ajena, que viene a decirnos que estamos equivocados al creer que la incertidumbre y la contratación es un estilo de vida apropiado, a lo cual respondemos con un argumento que dice “lo bueno y lo malo son ideas subjetivas. Si lo bueno es lo que te da certeza, y lo malo es lo que te da un dolor de cabeza, ¿no sería la ignorancia el verdadero paraíso, y la inexistencia la única libertad?”, y esa otra mitad se rinde fácilmente, pues no está bien entrenada para decir que la duda carece de valor si no se le busca una respuesta, aunque sea parcial, subjetiva o temporal, mientras que la libertad sin compromiso no puede llegar a ser más que un vacío libertinaje.

En efecto, eso somos nosotros, una contradicción, un tira y afloja donde las más de las veces triunfa el mismo jugador, pues su contrincante es mucho más débil (aunque ninguno es muy fuerte que digamos), aunque también es cierto que cuanto “somos” debería ser más bien cuanto “estamos siendo”, para dejar en claro que por inamovible que parezca nuestra perspectiva, ésta se encuentra reescribiéndose a cada segundo, quizás sin el menor cambio, quizás fortaleciéndose en alguna área y debilitándose en otra. Quizá quedó tan profundamente atrofiada que no podrá desarrollarse jamás, o quizás está tan especializada que su genio en determinado campo es tan elevado que vuelve imperceptible sus puntos débiles a los ojos del espectador ocasional.

La solución a todos los problemas de la vida

Y hablando de esto último, ustedes, sí, ustedes que son el espectador ocasional, ¿No tienen algo que compartir? El contador de visitas dice que están allí, pero la mayoría se limita a observar sin interactuar. Es cierto que blogger no es la plataforma más indicada para ello (¿deberíamos abrir un servidor de discord o algo similar?), y que tener pocos comentarios hace de cada uno algo especial que nos sorprende gratamente cuando ocurre, pero como dicta el instinto del internauta, la falta de interacción se cobrará una pequeña cuota de nuestra supuesta salud mental, dado que sin un incentivo externo por mínimo que sea, el único producto que va a resultar de la máquina hambrienta es un panfleto que ruega por atención de manera muy poco elegante, y para nada atractiva, a nadie más que un grupo de anónimos en internet quienes tienen mejores cosas en qué pensar.

¿Quién lee estas palabras?
¿Es usted, ser indeseado?

Abra su maldita boca si realmente está allí, no se esconda en una esquina como alimaña esperando la noche para salir a roer las pertenencias de alguien más. Diga lo que tenga que decir y no vuelva a emitir sonido alguno, desaparezca para siempre, deje de ser el pesado lastre que frena al patético pájaro azul cuyas alas atrofiadas le suman peso a la carga que lleva en su espalda jorobada. Shinde.

¿Quién lee estas palabras?
¿Es usted, amigo anónimo?

Alce la voz, permítanos saber de su existencia, no tema a salir de la oscuridad, aquí nadie le juzgará en función de sus palabras. Diga lo que jamás haya dicho y vea cómo el mundo no se acaba, deje aquí un trozo de la carga insoportable que el universo ha depositado en su espalda. Descanse por un segundo del cansado viaje, tome un respiro y aprenda a hablar de nuevo con esas cuerdas vocales resecas. Ikite.

Contradicciones. Son algo bueno, son algo malo, son ambas y ninguna la vez. Sólo son, creemos que lo son, quizá no son, o no lo son.


En fin, tampoco había mucho más que decir acerca de la recién abierta cuenta de Ko‑fi, salvo que el primer objetivo de la misma es tender un puente para que los lectores apoyen al mantenimiento del sitio lain‑psx, y quizá, aspirar a crear nuevos proyectos relacionados a Lain o sus temas e ideas en el futuro. Quizá el incentivo nos ayude a mejorar nuestro equipo de cómputo, o simplemente a darnos algún lujo bien merecido. Aceptamos sugerencias sobre “recompensas” para quienes llenen la taza medio vacía que yace fría en nuestra mesa.

El límite es el cielo.

En fin, nos leemos pronto con más novedades, no olviden comentar y compartir esta publicación allá donde consideren apropiado.

Saludos, buena noche, y gracias por su atención!

¡Brindemos por un mañana brillante!

10 comentarios:

  1. Aquí el espectador ocasional, abriendo su maldita boca, amigo anónimo...

    En el escribir me dirijo, escribiendo luz redireccionó; si me dirijo como escrito es en busca de la luz escrita, que escribo por la luz dirigida en dirección a mi escritura.

    Entre la pupila del ahorcado, la luz define lo sublime de un pensamiento, invitando al encantamiento como solo un sentimiento genuino puede pactar.

    La mirada del hombre es limitada por la pasión, la mirada de la mujer es ilimitada por la magia. El amor hacia la gravitante cronopia comparte los terrenos del cuerpo que en su fragilidad crean el poder de mi perdición.

    Al deambular entre palabras; “textos de eternidad”, comienza la crianza de deseos sin ecuación posible. Dar rienda suelta al monstruo es dejar libre la verdad oculta; pintura pervertida por su propio silencio.

    Como hijo de la madre tierra y del padre universo me he atrevido a mandar una sublimidad para disculparme ante una falta en su dirección:

    “Señorita, con la mano en el corazón escribo. Sé que hoy no cruzamos miradas, disculpe mi atrevimiento y mi falta de presencia. Dulcinea, puntualizo, me gustaría verla; antes que el tiempo-espacio me lleve a la batalla destinada, usted me comprende. Dejo a los astros, si es que los astros aun me voltean a ver, su respuesta. Firma, el caballero...”

    Con la mano en su trazo más sincero se ha atrevió a responderme:

    “Dulcinea, el nombre de una mujer, esa y aquella, en todas veo a Dulcinea, a mí también me encantaría ver a quien con majestuosas palabras rompe el silencio, aquel que nos ata aún sin tener cuerpo. Que los astros que miramos y nos miran iluminen elegantemente la oscuridad de todas las noches...”

    Corrección…

    Más allá de lo inmediato las palabras cobran un grito en un sentido distinto.

    La náusea del caballero desea un grito de socorro, una gota de anestesia, temblando el sonido de los hogares rotos. Un legado tan lejano que nunca será mejorado. Se reprocha mirar hacia ella. Mientras él duerme ella lo tomaba en sus brazos, él solo pensaba que quería asesinarla y contradictoriamente no quería hacerle daño. Con una mirada despreocupada le dio el último beso de despedida. Ella metió en su bolsa una lágrima que ocultar. Cruel viento que aulló esta locura, él solo se inclinó por no decir más. Derechos eternos que dejamos atrás, ambos iguales puestos en libertad. Este fue el objetivo, las necesidades finales; una casa en algún lugar en territorio extranjero donde los amantes eternos llaman.

    El mundo es un lugar muy sombrío y no se puede confiar en un alma. Los seres humanos son peligrosos y llaman en la oscuridad, pero todo se vuelve el doble de frío en marcha de una broma que para entretenerse ven su cuerpo torcerse.

    Hemos perdido desde el corazón, dañado desde la memoria. Nos arrastramos lentamente a la última hora fatal, afrontando cara a cara los asesinatos en masa en una escala que nunca hemos visto. ¿Por qué debemos ser sacrificados cuando tratamos de escapar? Esto es tomar el capricho, mirar el peligro, ¿caminar en silencio? ¿Alejarnos en silencio? Conversaciones sin fin.

    Reconstruyendo la vida las reglas se han roto. Los sucesos turban. Acabemos con ellos sin mostrar piedad alguna. Viólala, imagínala, viólala. Falsas emociones. ¿Dónde se detendrá? Alguien se lleva estos sueños con un duelo de personalidades que se extienden a realidades verdaderas. Siguen llamando, siéntelo acercarse, el miedo de quienes nos llaman todo el tiempo lo llamamos.

    Tenemos el espíritu, perdemos el sentimiento. Las siluetas toman forma. ¿Qué significa para ella? ¿Qué significa para mí? ¿Nos volveremos a encontrar? Ahogante de pronto…

    Yo escribo, no cuando puedo, sino cuando me asfixio para saber que vivo, y vivo no por estar bien, sino bien vivo por la asfixia de cuando me vuelvo escrito.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Interesante… Ese último párrafo en concreto, resume de manera muy elocuente la razón por la que nosotros mismos escribimos nuestros pensamientos aleatorios en este blog de vez en cuando.

      Llega a ser una necesidad.

      Está claro que no somos capaces de descifrar cada mensaje en tu escrito. Dónde empieza y acaba la metáfora, cuánto refiere a tu experiencia personal y cuanto son más bien teoría mezclada con ficción, cuánto estará allí por un mero deleite estético…

      Lo que quizá podamos afirmar, es que hay una verdad, un mensaje depositado en esas líneas que sólo la persona indicada podrá desenmarañar, lo que nos lleva a inquirir: ¿Crees que nosotros podríamos ser ese alguien, o que aquí se encuentra dicha persona?

      Ni idea, quizá nos equivocamos desde la premisa, quizás hay otra razón para que escribas aquí… pero antes de seguir divagando, leeremos la continuación del texto, pues parece que llevamos sólo una fracción apenas.

      Borrar
  2. Mirando la vida desciframos cicatrices.
    La mirada de ella explica.

    -Y quiero que me cojas resumiendo mi dolor…Ser una vez más tú puta dentro de mi jugada, aquel inalcanzable fin de tú estrategia, haciéndote caer en mi maniobra para nuevamente despertar de tú simulacro…Haz caído en la naturaleza de mi mejor habilidad…y no te importa…esencia de tú mejor práctica…Creyendo por alimento el narcótico que te entrego, al desgarrar la profunda lujuria de mi oscura mujer…Y te miro…sonríes sabiéndolo…Te has vuelto el peligro revirtiendo mi carácter en el enigma de ti. ¿Por qué no estás en el infierno…?

    La manifestación de pensamientos lo transformo en la vengativa bestia de la deducción y corrompida imaginación, desenlazando su propia aberración en la ciega fantasía del deleite lascivo.
    Burlado por la compleja y sencilla fornicación, el dolor en los terrenos de la piel le mostraron su poder, ahí donde los gritos son de auxilio y no de placer…

    Mí amada Luz…

    Y a veces me es tan difícil vivir la elegancia de la sencillez…Pero muy en el fondo solo quiero esa simplicidad en nuestra complicidad de vida…Nunca está por demás describir algunas carcajadas de paz, que juegan en un nexo espiritual evocadas por nuestra comunión de amor…deseando desde lo estelar de mi alma cohesionarme en la sinceridad de tú sublime ternura, que contrariamente grita para callar nuestra lasciva intimidad….

    ¿Sabes? Al ser un hombre de cuestionamientos, te admiro como la respuesta decisiva…que potencio y presiento como una corazonada, una pista que la animación de la realidad me presenta, metiéndome en apuros al expandir mis sentidos y elevarte a la complejidad de lo impronunciable, lo sabio, lo divino…

    Siempre en la inquebrantable búsqueda de hacerte sentir desde mi cosmología el sustento de las estrellas…

    Haciéndome recordar la génesis, tú introducción a mi pulsión, tú presentación infalible…

    El ensueño se tornó tangible y representaste un libro que del fluir llego a mí, atrapándome con su portada, el contradictorio tema de su nombre, seduciéndome me hizo observarlo, degustarlo, tocarlo, siendo hechizado a la profundidad de sus hojas, de su complejo interior, volviéndome aprendiz de sus letras, sagaces letras, que me derivaban a la reflexión silenciosa de tú cuerpo…

    Manteniendo todo al margen de la sospecha…

    Manteniendo todo al margen de una mirada asesina…

    Y en la duración de un instante decidí ser tú verdugo…

    Transcurrimos en la transición idónea, en la fugacidad de nuestras sombras, en nuestros corazones galopantes que corrían al transmutable desvanecimiento de sí mismos.

    Fue entonces que decidimos ritualizar nuestra sangre, desenvainar nuestras mejores armas contra el destino…

    Apostando nuestro relativo caos a nuestra máxima representativa; la fiel encomendación en la totalidad del universo.

    Y sin darnos cuenta la alquimia nos posibilito en los amantes existenciales del café flore…

    Siendo abrigados por la vitalidad de una eterna travesura…

    Embriagándome de tú fina distopía, expandiendo mi ser a través de la compuerta de tú medio.

    Reanimándonos una y otra vez infinitamente abriendo el telón de la intimidad espiritual.

    Telón que al ser abierto mostraba un santiamén de silencio desenmascarado.

    Un éxtasis de violeta purificación.

    Que desnudamente expresaba nuestra debilidad humana como un regalo mutuo, mostrándonos tal y cual somos y no tal cual aparentamos con el fin de desencadenarnos con la esperanza de ser aceptado por el ser amado…

    Fue entonces cuando la odisea evoco nuestra fortaleza indómita de carácter…

    La bruja y el demonio mimetizaron sus vidas…

    Una elegancia de amor renaciente de desvelos...

    Impregnada por la belleza del tizne de tu alma.

    Vivificando el énfasis de nuestro atesorado pacto.

    Narrando al espacio la perpetuidad de nuestras historias.

    Siendo esta parábola el sentido de lo que representábamos entorno a la palabra “Paganismo”.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A esta segunda parte quizá la resumiremos de manera no muy elegante en una sola palabra: Romance.

      Parece que nos enfocamos, hablamos de una relación muy específica entre dos seres, desde el punto de vista de uno de ellos, que busca entender la naturaleza de esa conexión humana.

      ¿Por qué? ¿Por qué pensar en ello, o escribir al respecto? De nuevo, es una necesidad, necesidad de entender al otro, necesidad de entenderse a sí mismo, necesidad de entender los vínculos que desde fuera parecieran surgir y desvanecerse sin razón alguna. Debe haber una razón, y algo dentre de toda la experiencia debería esclarecer la duda. Recapitulemos. Y eso hacemos. Recordar lo mejor que podemos, Cómo se dieron las cosas, qué efecto tuvieron en nosotros y a dónde nos llevaron…

      Quizás hallamos algo de valor, quizás fue sólo un ejercicio de memoria, o una manera de reafirmar que algo ocurrió siquiera. Enunciarlo es la evidencia, pues en la palabra yace la verdad. Incluso la ficción es real sólo porque existe, no tiene caso dudar de la existencia de Dios, pues al enunciarlo se le está creando si no estuviese allí antes.

      Pero eso ya es otro tema. Seguiremos leyendo…

      Borrar
  3. Entonces retornaste por la apuesta de viciar la palabra y la persecución lacerante comenzó.
    Tu primer movimiento fue el flagelo, continuadamente depravaste el cuchillo en mi

    Ritualizaste mi sangre en tú perpetuidad maldita y vaginal

    Elevando a la potencia del arte la belleza de nuestro martirizador homicidio

    Gemías proféticamente el nombre de mi madre, buscando revitalizar tus suspiros para confirmarte a ti misma como la diosa de mi condena, y al ritmo de los arcanos, penetre el afecto a mi propio odio...

    Erigiste la catarsis, y viciabas mi amado rencor a tu belleza

    La sublimidad de violarnos no saciaba a tu padre, a tu madre, a mi hermana...

    -¿Y la muerte?
    Me cuestionaste.

    Y tu cuerpo me succionaba a lo sabio, lo corrupto, al sadismo, a la pericia perversa de la euforia de tu estrangulamiento…

    -¡No me mires maldita!
    Mi amor te expresaba.

    Voy acabarte, degollarte, desquicio al servicio de mi aversión, abominación, del más fuerte latido de mi desprecio.

    -¡¿Te crees mejor maldito?!
    Tu amor me expresaba.

    Y carcajeábamos la mutua rabia de un objeto en que venirse sin el más mínimo sentido que destruirnos...

    Y agitados en un paro del alma culminamos desde el trance de nuestro desfallecimiento…

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El segmento más breve. La conclusión. Al final la experiencia parece quedarse en eso, más que consecuencias lo que quedó fue el recuerdo, la imagen mental de lo que probablemente sucedió durante aquel periodo de tiempo tan cercano y tan lejano a la vez.

      No hay manera de regresar, así que lo mejor que se puede hacer es recordar, pero el recuerdo es imperfecto, incompleto, y es preciso añadir detalles, valores, conceptos, exageraciones, pues de lo contrario sólo quedaría un recuento de los hechos más simples banales que bien podrían referir a un sinfin de eventos equivalentes.

      Pero esto fue único, un momento irrepetible, una realidad irreemplazable que, por algún motivo, parece ser tan valiosa que merece pasar a la historia. Quizá, como mencionamos antes, alguien, en un futuro lejano, sea capaz de descifrar el mensaje completo, recrear las sensaciones de ese instante narrado, para entonces decir: "Ya entiendo, lo entiendo a la perfección".

      O quizás no, pues es irrepetible, como mencionamos.

      Acércate, intenta recrearlo, da con un resultado diferente y saca tus propias conclusiones. Has creado algo nuevo, que en el mejor de los casos, tendrá algún efecto en el devenir de las cosas. No será en vano.

      No será en vano.

      O quizá lo será…

      Tocará averiguarlo.

      Borrar
  4. https://www.youtube.com/watch?v=NSu3CIa7lS4&ab_channel=ShanderPM

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. En fin, ni siquiera hemos tenido animos para publicar los archivos que nos compartiste hace poco. Subimos los archivos a mega, pero no hemos armado la publicación respectiva. Un día de estos será pero bueno, mientras nada.

      Borrar
  5. bro recomiéndame animes, ya no encuentro nada bueno qué ver :c

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Parece que ya vas al día con Made in Abyss. Jajaja, muy bien, qué te ha parecido el arco en curso del manga?

      Y bueno, recomendaciones… Omitiré los muy conocidos e inacabados, así que me quedo con:

      • Figure 17 (Slice of life + Sci-fi Mahou shoujo)
      • Ima, Soko ni Iru Boku (Seinen proto-isekai)
      • Mnemosyne (Ni recuerdo de qué va, pero hay una loli inmortal que se la pasa bebiendo vodka)
      • Paranoia Agent (Critica social psicológico-surrealista)
      • Princess Tutu (Dice el meme: "Real men watch princess tutu")
      • Shinsekai Yori (Humanos contra topos)
      • Revue Starlight (Musical con mejores peleas que un shonen + Chomama azul con acento de Osaka)

      Ojalá encuentres algo de tu interés :)

      Borrar

Lain quiere leer tus comentarios. Nosotros también.